Resetear la Vida

El siglo XXI ha traído un buen número de terminologías que desconocíamos (o al menos no usábamos).
Muchas palabras en inglés que hemos españolizado y hasta convertido en verbo.

Es natural, cuando no sabes algo, decir: «lo voy a Googlear..»

Uno de los términos técnicos que conocemos, aunque poco entendemos, es resetear.

Si nos piden explicarlo es probable que no sepamos por donde empezar.
Lo que si estamos seguros de que es la solución a muuuchos problemas:

  • Se me ‘colgo/congelo’ la computadora.. reseteala
  • El celular no responde.. resetealo
  • El WiFi no conecta.. reset
  • La ‘maquina x’ no está funcionando bien.. habrá que resetearla.
  • Problema… Reset..

La lista puede seguir infinitamente.. y todo se resuelve con un Reset.

Y aunque estamos hablando de términos mayormente técnico, es algo que también podemos aplicar a nuestros proyectos, nuestro día a día.. a nuestra Vida.

Muchas veces nos enfrascamos con ‘algo’ que no está funcionando del todo bien o directamente no está funcionando.

Son esas ocasiones dónde lo mejor es aplicar un reset.

Detener todo lo que estemos haciendo, apagar y volver a encender..
Que los procesos comiencen a correr desde cero.

Claro que en la Vida se nos complica un poco hacer un «reset de fabrica»..
aunque si podemos recomenzar desde donde estemos.

Detener la marcha.. hacer un análisis..
apartar lo que no sirve y volver a empezar.

Y si es necesario ‘cambiar de programa’ pues no dudar en hacerlo.
Aunque pueda llevar un poco de tiempo (bienvenidos sean los nuevos hábitos).

No importa en qué momento de tu vida estés leyendo esto..
siempre podrás hacer un reset y volver a empezar.