Pisando el Freno.. Requisito para una Vida Plena!

En mi aventura de vida he tenido la oportunidad de estar en varias ciudades, por las cuales siempre aprovecho salir a caminar para conocerlas mejor..


Me he encontrado que en algunas el transito es admirable donde la máxima: “El peatón tiene la preferencia” se aplica a tal punto que uno puede llegar a sentir el chillido de una frenada solo para dejar pasar una persona.


Por otra parte, hay ciudades en las que pasa todo lo contrario, es el peatón quien tiene que frenarse para dejar pasar a los apurados conductores.

Más de una vez, mientras voy conduciendo, disfruto viendo la cara de asombro que ponen los peatones cuando les dejo paso. (como es debido, jeje)

Por tanto correr perdemos la oportunidad de vivir el Momento Presente, apurados por llegar a ningún lugar


Sin embargo no es mi intención hablar sobre el transito.. más bien hablar un poco de lo ‘acelerado’ de nuestras vidas.


No hace falta ser un iluminado para ver como la mayor parte de la población anda todo el tiempo corriendo.. apurados por llegar.. acelerar para llegar antes al semáforo en rojo..

Imagino que será para tener más tiempo esperando..


Recuerdo uno de esos días en los que yo también ‘andaba apurado’, y pase a una señora mayor que iba caminando bien tranquila.. (conste que yo tambien iba caminando)

Resumiendo, el resultado final fue que los dos llegamos al mismo Mercado a comprar. Claro que yo tuve que esperar en la fila para ser atendido y ella llego para tomar justo el lugar después de mi.

La pregunta lógica fue: “¿Para que carajo me apure tanto?”


Desde ese día procuro moverme tranquilo, se que voy a llegar en el momento justo.

Aprovecho cada semáforo en rojo para tomar un mate y ver aquello que me rodea.. hasta saludar y hablar con quienes me cruzo.

Te asombrará todo lo que puedes hacer, y hasta lo que te estás perdiendo, solo por detenerte.


Y no entremos en la lista de enfermedades causadas por andar corriendo, ni todo aquello que nos perdemos de disfrutar por no detenernos un minuto..


Seguro no faltará quien diga: “Yo solo me apuro para no llegar tarde”
Pues hay algo peor que llegar tarde, No Llegar!

Si no quieres seguir acelerando tu vida hasta fundir el motor, comienza por pisar el freno..

¿Tú que piensas? ¿Estás de acuerdo?
¿Será realmente necesario pisar el Freno?
Comparte y dejame tus comentarios más abajo..

Comparte..

Te Puede Interesar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.