Como Disfrutar Cualquier Situación

Desayuno de Éxito en Punta del Diablo, Uruguay

Seguramente hayas escuchado (si aún no lo escuchas te lo digo) una frase que parece ser la solución a todos nuestros problemas “Vive el Presente”

Esto resulta fácil cuando estás en la playa y sientes la brisa de mar sobre el rostro, entierras tus pies en la arena y tarareas la canción de moda que tanto te gusta..

Los miedos, problemas, preocupaciones, [agregar la palabra que quieras], desaparecen cuando estamos en una situación placentera y por supuesto se torna en algo más alcanzable eso de Vivir en el Presente.

¿Podrías decir lo mismo en una situación no tan placentera como tener deudas, una enfermedad o empezar un negocio y sentir el agobio con todo lo que tienes por hacer?

Si la respuesta es “SI”, dejame abrazarte y darte la bienvenida a nuestro planeta pues seguro eres de alguna galaxia distante…

Dejando las bromas de lado, lo normal es que ante situaciones de estrés estas nos generen más estrés. Algo que comenzo como un simple pensamiento termina por convertirse en un monstruo abominable del cual ya no sabemos como salir.

Ahora bien, ¿que pasaría si cortaras esta situación de raíz, no permitiendo que crezca, para mantenerte siempre en el presente?

Controlando la Horda de Conejos

La histora puede empezar así, supongamos que tienes un evento importante al día siguiente y pones el despertador. Por alguna razón no lo escuchas y despiertas media hora más tarde de lo planeado. Si estoy en lo cierto, y eres de este planeta, tu reacción por defecto es crear un juicio sobre si esto es bueno o malo y las consecuencias que traerá.

Tu cabeza genera una historia muy parecida a esta:

Soy un estúpido, cómo no escuché el despertador, me tendría que haber levantado, no me va a dar el tiempo para desayunar, me voy a poner de malas y no voy a disfrutar el evento, me voy a encontrar a ______ que me cae mal, etc, etc, etc… bah, mi día se jodió.

Un pensamiento negativo genera otro pensamiento negativo y ese genera otro. Son como los conejos que se multiplican ante el mínimo descuido.

Cuando te das cuenta dan las 6 pm y enfrentas una infestación de mamíferos. Tu plática interna se convirtió en una profecía y tu día efectivamente estuvo para el olvido.

Lo frustrante y al mismo tiempo liberador, es que si puedes manifestar una manada de conejos, también puedes manifestar algo más interesante..

Comparte..

Te Puede Interesar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.