Cambia tu Actitud y Sal del Hoyo

Llegando a Terminal de Río Cuarto - Córdoba

Como estoy convencido de que has leído los post anteriores, ya sabes Como Disfrutar Cualquier Situación y conoces los Pasos para Vivir el Presente, vamos derecho al asunto.

Te voy a compartir un ejemplo de cómo un “Ajuste de Actitud” es lo único que necesitas para Salir del Hoyo.

Para empezar aclarar que me gusta viajar, ya sea por trabajo o placer, es algo que me apasiona. Esto me lleva a tener que ajustar mis horarios para no perder el colectivo.

Hace poco me toco un viaje donde debía hacer un transbordo, algo que a primeras sonaba simple.

Llegar a la terminal de Córdoba, atravesar un tunel que pasa bajo tierra para llegar a la Nueva Terminal (unos 100 metros de caminata) y tomar el próximo colectivo.

Llegue 7:30 a Córdoba, a sabiendas de que el próximo coche salía 7:40

Si sacaste las cuentas igual que yo, esto me dejaba apenas 10 minutos para bajar del autobús, recoger mi equipaje y hacer la travesía bajo tierra antes detomar el siguiente coche.

Detalle no menor, aún debía sacar el nuevo pasaje..

Pues bien, en contra de cualquier pronóstico, me dio para hacer todo y llegar a la plataforma de ascenso justo a tiempo. (o eso creía yo)

Vaya uno a saber si mi reloj estaba atrasado, el del chofer adelantado, o solo se le dio por partir antes..

Como no veía el colectivo acudo a preguntar en que plataforma debia tomar el colectivo en cuestión. Esto me llevo a recibir la asombrosa respuesta: “Tu coche se acaba de ir”

Entré en pánico pensando que había desperdiciado el pasaje y tendría que comprar uno nuevo. Llegaría más tarde de lo pensado y vaya uno a saber a que hora tendría otro coche… Socorro!!

Hora de demostrar Actitud!

Justo cuando la ‘horda de conejos descontrolados‘ estaba por surgir, decidí cortar esta historia y escribir una nueva.

Me tome un minuto para mi, respire profundo y me dije: “Así esta planteado el asunto. Ahora, toca ver que es lo que puedo hacer”

Primero lo primero, fui a la caja, expliqué lo sucedido y me dieron un boleto para el próximo coche que salía 8:40. No pagué nada. Asunto arreglado.

Me dio tiempo más que suficiente para estirar las piernas, desayunar, preparar un Buen Mate y comprar algo para el viaje.

Como el coche tomaba una ruta más rápida, llegue apenas 30 minutos más tarde de lo planificado.

Tan solo basto un Cambio de Actitud para contener el descontrol..

¿Que pasaría si en lugar de enfocarnos en los problemas, nos tomaramos un minuto para respirar hondo y buscar soluciones?

Comparte..

Te Puede Interesar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.