No hay Maestro Iluminado que no haya pasado por una experiencia humana

Hace unos días me cruce con un gran amigo y maestro. Nuestros encuentros suelen ser ‘casuales’, y aunque no duran más de un par de minutos, nunca nos despedimos sin haberme dejado una gran enseñanza.

En encuentros anteriores siempre me dejaba alguna palabra, algún gesto, de esos que te dejan pensando por horas, y esta no fue la excepción. Y aunque esta vez no fueron sus palabras, no dejo de ser otro de esos encuentro para agradecer.

Es el don que tienen los verdaderos Maestros de Vida, solo su presencia es suficiente para cambiar tu estado de animo y darle un vuelco a tú vida.

Como todo encuentro comenzó y fluyo en lo cotidiano, procuramos ponernos al día, en las distintas actividades que anda cada uno, la familia.. y algún que otro tema.

Fue al finalizar esa breve charla que la enseñanza cayo por si sola, y la cual ya debes tener una idea si es que has leído el titulo de este post.

Cuando empezamos lo que solemos llamar “búsqueda espiritual” nos encontramos con grandes personas que ofician de Maestros y a los cuales casi que llegamos al punto de idolatrar, y entramos en el camino de adquirir superpoderes.. (de esto último hablaré otro día)

El caso es que vemos a los grandes maestros como si fueran seres de otro planeta, gozando de su perfección. Es por ello que el golpe es duro cuando nos damos cuentas que ellos también son seres humanos.

No hay Maestro Iluminado que no haya pasado por una experiencia humana

Parece algo que salta a la vista por si solo, pero no es tan así. La mayoría ve a los Maestros como seres especiales (que lo son) aunque esto no los libra de pagar cuentas o tener un resfriado.

Una de las cosas que más agradezco es poder compartir la “humanidad” de mis maestros, y no tomes esto como algo malo, disfrutar la humanidad en su mayor expresión. No como una enfermedad del espíritu (parece una tontería pero muchos espiritualoides lo ven así)

A que voy con todo esto?? Disfruta tu humanidad, disfruta cada experiencia que tengas en la vida, son momentos únicos que tienes la oportunidad de vivir.

Si son buenos.. Maravilloso!!

Si son de los otros.. descubre la enseñanza que traen y siguen tú camino.

Sí los grandes Maestros también son seres humanos, porque vamos a afligirnos nosotros de serlo??


Ya lo sabes, a disfrutar tú humanidad y dejarme tus comentarios.. 😉


Y no olvides suscribirte para estar informad@ de nuevas publicaciones


Te puede interesar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *