Los Niños Solo Gozan del Presente

Por si no lo sabes tengo la dicha de ser padre de una hermosa niña llamada Martina (dicen que no me complique mucho con el nombre, jeje..). El caso es que la considero una de mis mayores Maestras en el arte de Vivir.

Los niños tienen una gran sabiduría para compartir con nosotros y el Mundo. Lamentablemente como adultos muchas veces nos creemos poseedores de la verdad y nos esforzamos por educarlos para que aprendan lo que es la Vida.

Que pasaría si por una vez nos bajamos del pedestal (antes de caernos) y dejamos que sean ellos, niños y niñas, quienes nos den un par de lecciones de Vida.

Piensa por un segundo, ¿¿nunca has escuchado alguna respuesta de un niño de esas que te dejan de boca abierta y hasta te sacan una sonrisa??

Solo con aprender a escucharlos, sacando limitaciones y no juzgando, podemos llevarnos una gran sorpresa con la sabiduría que encierran sus palabras.

No estoy diciendo que sean eruditos o “sabiondos”.. si le preguntas a un niño sobre Física Cuántica, es probable que no sepa responder. Si le preguntas sobre tratados literarios o historia, poco pueden saber.. Toma como referencia cualquier pregunta que requiera de información no te parecerán inteligentes. Pero..

cuando se trata de filosofía de vida, los niños son realmente Sabios!

Hazle preguntas reales que nada tengan que ver con la información, que necesiten una respuesta inmediata, y veras: son más inteligentes que Tú.

Claro que aquí es cuando volvemos al ego y todas esa estructuras que nos ‘hacen creernos’ superiores, conocedores de la verdad. Por ello no somos capaces de aceptar la sabiduría que se encierra en los niños.

Y que tal si te abrieras a escucharlos?


Un transeúnte le preguntó un niño:
– Hijo, ¿puedes decirme qué hora es?
– Sí, por supuesto -respondió el niño- pero ¿para qué necesita saberla? ¡Está cambiando todo el rato!


Ante esta respuesta tienes dos opciones:

  1. pensar que el niño es un burro
  2. sonreír por la GRAN respuesta que te ha dado.

Es que si lo piensas, sus palabras realmente encierran una gran sabiduría. Así con todo.

“Los niños no piensan en el pasado y mucho menos en el futuro, solo gozan del presente, cosa que rara vez nos ocurre a nosotros”

Luego de una breve introducción llegamos al tema de este post y el cual quería compartir contigo. Para entenderlo era necesario que entendieras (y entiendas) la filosofía que encierran los peques, como me gusta llamarlos.

Los niños viven en el Presente, y punto.

Venga que no estoy diciendo que no recuerden alguna cosa que haya pasado, es parte de la información que van adquiriendo para caminar por la vida.

Te pongo un ejemplo, un niño tropieza y se golpea, llora un poco.. luego de un rato sigue como si nada hubiera pasado. Han aprendido (tienen la información) que si pasan por ahí pueden tropezar. Pero no se quedan pensando (mucho menos lamentando) porque han tropezado y se han caído.

Como te comentaba, disfruto de forma increíble ver a Martina vivir en el Presente. De hecho, lo comparto con ella el mayor tiempo posible. Cuando por alguna razón me atasco mucho en el pasado o me entro a preocupar demasiado por el futuro, me bastan solo unos minutos para volver al presente.

Por ello hoy te invito a volver a ser niño, deja de lamentarte por eso que pasó y/o pre-ocuparte por un futuro que aún no llega. Disfruta el momento Presente, es lo único que tienes y tendrás el resto de tú vida.

Más adelante te dejare un breve ejercicio que te ayudará a estar siempre atento al Presente. Por lo pronto, te dejo con este desafío de aprender de la Sabiduría de los Niños.

 


¿Será que son realmente Sabios? ¿Es una burrada que me invente?
No dudes en dejarme tu opinión en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *