La meditación es Vivir Alegremente

La vida carece de propósito. No te sobresaltes.

Toda la idea de propósito es errónea: surge de la codicia. La vida es mera alegría, festividad, diversión, carcajada; carece de propósito alguno.

La vida es su propio fin, carece de otro objetivo.

En el momento en que entiendes esto, comprendes de qué se trata en todo el tema de la meditación.

Consiste en vivir tu vida de manera alegre, festiva, totalmente, y sin una meta final, sin un propósito a la vista, sin finalidad alguna.

Simplemente, como un niño pequeño que juega en la orilla, juntando caracoles de mar y piedras de colores: ¿con qué finalidad? No hay propósito alguno.

OSHO


Y no olvides suscribirte para estar informad@ de nuevas publicaciones


Te puede interesar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *